El Muro en el Istmo. Primera parte: El Tren Transístmico



#Istmo 10.02.2022 (#ColectivoGRIETA).- El anhelado plan de un Corredor Interoceánico en el Istmo de Tehuantepec hoy es uno de los proyectos insignia del señor López Obrador y su autodenominada 4T. Se trata de conquistar esta región estratégica del país y entregarla al capital para acelerar el tránsito de mercancías a nivel mundial. Se trata, dicen, de volverlo un corredor capaz de competir en ese sentido con el Canal de Panamá.

Pero no solamente se trata de un tren. Allá arriba los mandones buscan la conquista del sureste mexicano, partiendo de la cintura del país para dividir el sur del norte, como un muro que sirva solamente para el tránsito de mercancías. En este compendio de información buscaremos develar algunos de los ladrillos de este muro.

Según el “Plan Maestro” de este megaproyecto, lo que busca es conectar de forma rápida y sin impuestos el Golfo de México con el Océano Pacífico, crear puertos multimodales, empezando con la modernización de Coatzacoalcos, en Veracruz y Salina Cruz, en Oaxaca y conectividad para la extracción petrolera de los que Petróleos Mexicanos llama la “Cuenca del Sureste”. Facilitando también otras actividades extractivas como la minería, y el desarrollo de otros sectores industriales. Se planea tener una franja libre de impuestos federales, estatales y municipales, donde habrán “Zonas Libres”.

Se habla de la instalación de diez parques industriales para la industria manufacturera; además de seguir con más parques eólicos que ya llevan más de una década siendo impuestos principalmente por empresas europeas que, rentando tierras ejidales y comunales, han contaminado la tierra, alterado la vida y transformado el paisaje con estos molinos gigantes.

Las administraciones pasadas se esforzaron para poner en marcha algunos de los componentes de este plan, como queda constancia en los permisos, concesiones y decretos que han implicado el despojo y la renta de estos territorios. Sin embargo, la actual administración busca imponer este megaproyecto con la fuerza, con trampas, con engaños y con violaciones a los derechos de los pueblos. Es decir, cueste lo que cueste, se pretende entregar la cintura de este país que todavía se llama México: al estilo del señor López (de Santa Ana).

El tren como punta del Corredor Transístmico

Según el documento publicado por la Cámara de Diputados titulado “El proyecto del tren transístmico” (CESOP-IL-72-14-TrenTransístmico-180719), éste contempla la renovación de la antigua ruta ferroviaria y su prolongación; pero esta vez con la implementación de un tren eléctrico de doble vía en 300 kilómetros, equipado con tecnología de última generación y capaz de transportar 300 mil toneladas al día, además de pasajeros.

En dicho plan pretenden que tenga las características de un Tren de Alta Velocidad, es decir que pueda circular entre 250 y 350 km por hora. Para hacer esto técnicamente posible, el trazo de las vías del tren debe ser lo más recto posible, evitando curvas y pendientes. El tren debería unir los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz en tan sólo 3 horas, a efecto de que las empresas navieras tengan ahorros de tiempo y dinero. Los barcos de última generación, en el canal de Panamá, tardan entre 8 horas y 15 días de espera para poder cruzar.

Según este plan, y contemplando sólo la ruta del Tren Transístmico, éste atravesaría 79 municipios (33 de Veracruz y 46 de Oaxaca), incluyendo los territorios de 12 pueblos originarios (zoque, zapoteco, tzotzil, mixe, chinanteco, mixteco, mazateco, chocholteco, nahua, popoloca, chontal de Oaxaca y huave) y en ellos una gran variedad de ecosistemas. Las más de tres millones y medio de hectáreas del Istmo mexicano, que están contempladas en este plan de destrucción-despoblamiento / reconstrucción-reordenamiento, son propiedad social de aproximadamente 1,230 núcleos agrarios, de los cuales el 95 por ciento son ejidos y el 5 por ciento comunidades. Es decir, se trata de tierra que pertenece a pueblos indígenas y campesinos. Desde su primer “proyecto alternativo de nación”, en 2006, el Sr. López (Obrador) se planteó convertir a esos pueblos en migrantes o en mano de obra barata.

El calendario y la geografía de arriba sigue chocando cada vez con más fuerza con el abajo. Los pueblos del Istmo se encuentran frente a una disyuntiva cada vez más cercana: la vida o la muerte. Y no pocos han decidido ser guardianas y guardianes del Istmo de Tehuantepec y, junto con los del Sureste Mexicano, y con el EZLN, hoy llaman al pueblo de México y a la humanidad a sumarnos a esta la lucha por la vida.

Trampas e ilegalidad para imponer el Megaproyecto

En esta ofensiva contra la soberanía nacional y contra los derechos los pueblos originarios afectados, las autoridades ambientales apresuraron el aval del Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) para que el señor López (Obrador) pudiera dar el banderazo de arranque de las obras.

En junio de 2020 en Medias Aguas, Veracruz, el gobernador de esa entidad, Cuitláhuac García (perteneciente a Morena), y el cachorro Murat, gobernador priísta de Oaxaca, llegaron “para supervisar junto al presidente el inicio de las obras”. El banderazo se dio en plena emergencia sanitaria causada por la enfermedad covid-19, sin importar la tragedia humanitaria, ni las recomendaciones y alertas de la Organización Mundial de la Salud y de las propias autoridades de salud mexicanas.

El 6 de abril de 2020, ya había sido publicado en el Diario Oficial de la Federación, el “Acuerdo por el que […] empresas de producción de acero, cemento y vidrio que tengan contratos vigentes con el Gobierno Federal, continuarán las actividades que les permitan cumplir con los compromisos de corto plazo exclusivamente para los proyectos de Dos Bocas, Tren Maya, Aeropuerto Felipe Ángeles, Corredor Transístmico; así como los contratos existentes considerados como indispensables para Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad”. Es decir, con plena coherencia programática, la autoproclamada 4T planteó que la acumulación de capital, a través del despojo, era una “actividad esencial” en medio de la pandemia.

Para iniciar las obras, la empresa de nombre Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT), presentó el 17 de enero de 2020 su MIA para la rehabilitación y modernización de cerca de 132 kilómetros de vías ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), misma que el 21 de mayo de 2020, encabezada por el secretario Víctor M. Toledo, autorizó, indicando únicamente medidas de mitigación y compensación cuando la situación así lo requiera.

La Semarnat señala que es ámbito de la empresa beneficiada poner en práctica programas de rescate y reubicación de flora y fauna silvestre. Para garantizar estos requisitos, el FIT tiene la recomendación de la Semarnat de crear comités de vigilancia involucrando a presuntos representantes de las comunidades afectadas.

Sin embargo, autoridades ejidales y municipales de los municipios de San Juan Guichicovi y Matías Romero han denunciado que los empleados de las compañías contratadas por dicha empresa comenzaron los trabajos sin cumplir dichos requisitos. Por otro lado, existen denuncias de miles de familias de Salina Cruz, Tagolaba, La Noria, El Jordán Tehuantepec, Comitancillo, Ixtepec, Mogoñe Estación, Rincón viejo, La Libertad, Tolosita, Palomares y ejido Nuevo Progreso que estarían siendo amenazadas con ser desalojadas por vivir en la ruta planeada para las vías del tren. Las comunidades afectadas han denunciado que empleados del FIT están ofreciendo el pago de una renta a cambio de que las familias acepten ser reubicadas.

También denunciaron la ilegalidad del resolutivo de la Semarnat que dejó en manos de la empresa concesionada tanto la auditoría ambiental como la consulta indígena. La consulta nunca se realizó por la pandemia por lo que todos los procedimientos de gobiernos federal, estatal y municipales han sido totalmente ilegales.

¿Tren Transístmico o Corredor Interoceánico?

El tren transístmico pretende ser la punta del megaproyecto del Corredor Interoceánico, que ahora redefine e impone la administración de AMLO. El capital y sus poderes siguen buscando transformar el Istmo de Tehuantepec en un Canal Interoceánico y en un corredor industrial y energético. Esto se demuestra por la privatización del manejo de las presas de agua, los parques eólicos ya instalados por empresas transnacionales, las concesiones mineras y de agua ya otorgadas a empresas extranjeras y la industria petrolera ya instalada o concesionada a empresas extranjeras son sólo algunas de las piezas del rompecabezas.

Para llegar al actual proyecto de Corredor Interoceánico, la administración de Peña Nieto, decretó esta región como Zona Económica Especial (ZEE). Bajo la actual administración, se publicó un nuevo decreto el 30 de diciembre de 2019, en el que se precisaba en el QUINTO TRANSITORIO que “los recursos humanos, materiales y financieros de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las ZEE, serán reasignados o, en su caso, donados, al organismo público descentralizado denominado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, de conformidad con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)”.

Para el desarrollo de las zonas industriales, ya se definió una zona ahora llamada “Zona Libre del Istmo de Tehuantepec”. Aunque los documentos oficiales aún no dicen con claridad en qué consistirá, se sabe que será una franja de 20 kilómetros a cada lado de los 300 kilómetros de largo del ferrocarril, área que invade los territorios de los dueños ancestrales de esa propiedad social. Según SHCP, se trataría de una zona con exenciones de impuestos y atractivos fiscales para las empresas.

Además de esta zona libre, el eje manufacturero del megaproyecto considera el desarrollo de diez “Polígonos de Desarrollo e Innovación (PDI)”, así como un número incierto de parques industriales. El proyecto pretende intensificar la producción de energía y articular los centros de producción energética con diferentes mercados a escala regional e internacional para crear una región industrial que mejore la integración manufacturera, el potencial exportador y el extractivismo principalmente la minería.

El Istmo de Tehuantepec es hoy la región con mayor generación de energía eólica de México: concentra la mitad de todos los parques operando a nivel nacional y el 46% de la capacidad instalada. Al noreste colinda con la zona de mayor extracción y reservas probadas de hidrocarburos en el país, sin dejar de lado que también es el paso terrestre obligado de cualquier conexión para el transporte de energía entre el centro y norte del territorio nacional con el sureste mexicano y la península de Yucatán.

En la región más ampliada del Istmo de Tehuantepec, se encuentra también en construcción la Refinería de Dos Bocas, en el estado de Tabasco y muy relacionada con el desarrollo que se pretende en la región, respecto a la producción, circulación y consumo de petróleo para industria. Se pretende generar una red de gasoductos y conexiones además de construir y modernizar las refinerías del Golfo de México y la Península de Yucatán; y finalmente modernizar la refinería y el puerto de Salina Cruz para tener una red de puertos multimodales que se conecten con puertos en Chiapas, Michoacán y Colima. Es decir, también se contempla el desarrollo de gasoductos y la modernización de puertos multimodales en el Sur-Sureste del país.

Resistencias y contrainsurgencia 4T

En pleno “banderazo” de AMLO para comenzar la construcción del tren, en junio de 2020, autoridades municipales y agrarias de 14 comunidades pertenecientes a los municipios de Santa María Petapa, Matías Romero, San Juan Guichicovi y Barrio de la Soledad en el norte del Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, así como representantes de grupos de mujeres, comités comunitarios de salud y, militantes del movimiento ferrocarrilero Demetrio Vallejo Vive, se manifestaron mostrando su lucha contra el corredor transístmico.

En esta zona del Istmo también se ha manifestado contra el corredor del gobierno federal la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo de Oaxaca (UCIZONI). Desde este frente se denunció la ilegalidad de las mal llamadas “consultas”, la falsa MIA y la consecuente violación a los derechos de los pueblos respecto al inicio de las obras del megaproyecto interoceánico, y en particular, la construcción del tren.

La devastación ya ha empezado desde hace varios años en el Istmo: en el sur de Veracruz la extracción petrolera o la ganadería empresarial han despojado, desmontado y contaminado la región por décadas. En Oaxaca, la refinería de Salina Cruz también ha tenido derrames de arsénico, crudo y otros químicos. Los parques eólicos ya dejaron su huella de deforestación, sequía, muerte de aves y desechos industriales. En las montañas del Istmo oaxaqueño se han entregado concesiones mineras en grandes extensiones, y también de agua en grandes cantidades. La presa de Xalapa del Marqués es un ejemplo de cómo está en juego el agua que se cosecha en territorios zapotecos y que amenaza con agudizar la problemática del agua en la parte baja. Los pueblos lo han denunciado y no pocos están en resistencia.

Para asegurar el desarrollo del megaproyecto, ya han sido implementadas estrategias para regar el miedo dentro de la población de la toda la región y frenar los procesos de resistencia que se fortalecen en cada pueblo. Se han hecho múltiples denuncias de los ataques, y amenazas han sufrido autoridades, representantes; así como las acciones para dividir a las comunidades para la “renta de tierras”, entre otras.

La reciente masacre que dejó al menos 15 muertos en la comunidad ikoots (huaves) de San Mateo del Mar los días 21 y 22 de junio de 2020, permite dimensionar la conflictividad y las políticas de contrainsurgencia contra los pueblos y organizaciones que se oponen; así como el papel del crimen organizado como brazo armado de gobiernos locales, estatales y federales y de las empresas que los financian para debilitar las resistencias en la región.

Así como Felipe Calderón, de la mano de Sabines, lanzaba planes planes turísticos para Palenque y carreteros para la explotación petrolera y de agrocombustibles, para desarrollar lo que Petróleos Mexicanos llama la “Cuenca del Sureste”. Se revivían los grupos paramilitares para atacar a las comunidades en resistencia, liderados por los neofinqueros y secretarios del gobierno estatal, y ahí estaban los Albores (hoy están los Kanter reconvertidos en militantes de Morena), liderando estos ataques siempre con el apoyo de sus policías estatales y guardias blancas.

Finalmente, el pasado 18 de marzo de 2021, el señor López anunció que el Tren Transístmico y sus “beneficios” serán entregados a la Secretaría de la Marina. Aprovechó para declarar que al menos otros dos proyectos férreos serían entregados a las Fuerzas Armadas junto a los capataces neofeudales de Chiapas, Oaxaca, Tabasco y Veracruz.

Una militante de abajo y a la izquierda escribió en 1913 que el militarismo es en sí mismo “una provincia de la acumulación”. La actual administración corrobora la tesis. En 2007, los indígenas zapatistas del sureste mexicano advirtieron con tiempo de anticipación:

“Si antes el Estado Nacional era el aval de la producción nacional de los campesinos, ahora se abre un gran mercado para la acción del capital en sus diferentes formas; desde el industrial, el financiero, el comercial, el bancario, el inmobiliario, etc.”

Y señalaron también:

“Nosotros pensamos que ya no es basta con sólo resistir, y esperar uno y otro ataque del mandón y del dinero. Creemos que la fuerza que ahora se necesita para sobrevivir, es también suficiente para terminar con las amenazas. Es la hora.”



Te puede interesar

reportaje 6072343734659417205

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

nacionesmx@gmail.com

Lo + Visto

Archivo

Temas

istmo (461) oaxaca (245) ixtepec (160) noticias (107) juchitán (73) policiaca (69) cultura (65) salinacruz (50) congreso (45) sucesos (41) tehuantepec (40) opinión (38) migración (34) cobertura especial eólicos oaxaca (33) educación (28) deportes (27) parque eólico (25) ixtaltepec (21) corredor transistmico (20) crónica (20) clima (19) chimalapas (18) narcotráfico (17) san dionisio del mar (17) ecologia (16) política (16) salud (16) álvaro obregón (16) cnte (15) méxico (14) goboax (13) matias romero (12) imagenes (11) organizaciones sociales (11) sector empresarial (9) el espinal (8) prd (8) san mateo del mar (8) seccion 22 (8) zapoteca (8) campo (7) CFE (6) nacionales (6) pemex (6) pri (6) reformas 2012 (5) unión hidalgo (5) autodefensas (4) documental (4) energía renovable (4) género (4) ixhuatán (4) mundo (4) ppp (4) precandidatos 2016 (4) videos (4) zanatepec (4) bloqueos (3) finanzas (3) paraestatales (3) partidos (3) protección civil (3) tapanatepec (3) transporte (3) turismo (3) Internacional (2) cachimbo (2) cartones (2) comitancillo (2) futbol (2) idn (2) ieepco (2) incendios (2) morena (2) mototaxis (2) niltepec (2) premiacion (2) premios (2) redes sociales (2) san francisco del mar (2) sedesol (2) sismos (2) xadani (2) Mareña Renovables (1) PC (1) Pan (1) San Blas Atempa (1) bajo mixe (1) beisbol (1) canacintra (1) capufe (1) cartelera (1) ceneo (1) chiapas (1) ciencia (1) cocei (1) costa (1) cotzocón (1) denuncia (1) dif (1) ensayo (1) expo (1) ezln (1) guelaguetza (1) guevea (1) ieepo (1) internet (1) interoceánico (1) karate (1) lachiguiri (1) mangos (1) monsanto (1) narcotraficante (1) petapa (1) piratería (1) policía cumunitaria (1) policíaca (1) prostitución (1) secuestros (1) sevitra (1) taxis (1) transgénicos (1) ultimados (1) usos y costumbres (1) volibol (1)

visitantes

item